Quisiera empezar esta nueva andadura adentrándome, no sin cierto temor, en las redes sociales a través de los escritos. Escritos que hoy mucha gente publica con más o menos acierto y que son utilizados para generar reflexiones, crear aliados o simplemente contar historias que nos provocan sentimientos en muchos casos enfrentados.

En este caso, me he animado al ver por varias zonas de Extremadura como nuestra RED natura hace de punto de unión para un tema cada vez más hablado y deseado, pero también en muchos casos olvidado y devastado como son los recursos naturales que comparten nuestros lugares de Extremadura. Quizá el hecho de llamarles recursos o ponerles adjetivos como: valiosos, usables, explotables y turísticos, nos hace oír el tintineo de las monedas a nuestro alrededor o simplemente ya estamos convencidos de que para usar antes hay que preocuparse por cuidar, mantener y valorizar.

Ya que mi oído cuando camino por los campos de nuestra región también oye la desesperación de algunos de esos recursos que no tienen voz, pero que de tanto quejarse se les oye, en algún caso ya moribundos y en otros a través de signos puesto que no tienen voz pidiendo una oportunidad más para seguir siendo eso “recursos” si no los queremos llamar por su nombre, en muchos casos desconocidos u olvidados.

Quizás somos tan egoístas que ni tan siquiera pudiendo explotarlos, si explotarlos de una manera coherente y sostenible, preferimos hacerlos desaparecer poco a poco. Sin entender que con ellos se va un trozo de nuestra vida de la vida de nuestros padres y de la que fue la vida de nuestros abuelos.

Que enseñaran nuestros hijos a los suyos cuando den un paseo por los campos de sus poblaciones cercanas?

Quizás se conformen con ver imágenes de recreación hechas para películas y videojuegos.

Por esto quiero en este mi primer día intentando entrar en vuestras casas, quiero sumarme a todos aquellos que ya hacéis esta labor y con los que no quiero compararme. Todos aquellos que cuentan y muestran nuestra realidad, tan bella en unos días y tan dura en otros.

Aunque no sea periodista, biólogo, geólogo, historiador o fotógrafo, también quiero aportar mi pequeño grano de arena para dar a conocer los muchos recursos increíbles que tenemos y sin los cuales hoy en día me costaría vivir, tanto sentimental como económicamente (aspecto este último del cual no me da vergüenza decirlo, vivo de ellos desde hace ya 30 años y no siempre he sido consciente)

Son parte de nuestra vida, formando todos y cada uno de ellos la compañía que necesitamos para tener un planeta sano y vivo.

Espero que disfrutéis de ellos y que a lo largo, espero de mis quizás mal llamados escritos podáis ver y sentir o por lo menos conocer en alguno de esos momentos de sofá en la intimidad de vuestras casas un poco más de la naturaleza de esta Extremadura.

Vivan los recursos, viva la RED Natura